Asamblea exige un nuevo modelo de Ser Bachiller

0

El Instituto Nacional de Evaluación Educativa (Ineval) deberá presentar a la Comisión de Educación de la Asamblea, en 45 días, una propuesta “que subsane todas las falencias” del examen Ser Bachiller, que se aplica desde 2012.

Se resolvió que el Ineval elabore un modelo de evaluación, junto con el Ministerio de Educación y la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (Senescyt), que incluya criterios de inclusión, situación socioeconómica y territorial, necesidades especiales de los estudiantes, y su orientación vocacional.

Por unas seis horas, los legisladores analizaron el estado del sistema educativo y concluyeron que existen fallas en todos los niveles. Desde la enseñanza en las escuelas y colegios, la calidad de los profesores, la prueba estandarizada para ingresar a la educación superior y la escasez de cupos en las universidades.

Por eso, se exhortó al Gobierno que declare la emergencia nacional en el sistema educativo, debido a que más de un millón de personas no pueden acceder al Sistema de Educación Superior.

dwin Palma, director ejecutivo del Ineval; Vinicio Baquero, viceministro de Gestión Educativa, y María Fernanda Maldonado, subsecretaria de la Senescyt, comparecieron ayer en la Comisión para responder sobre la filtración de un nuevo formato de prueba de 120 preguntas, registrada la anterior semana, durante el Ser Bachiller, ciclo Costa.

Palma confirmó que sí hubo filtraciones y que el caso está en investigación. De acuerdo con el protocolo de seguridad del Ineval, los exámenes son entregados un día antes de la toma y las claves para acceder, horas antes de la prueba, provocando un margen de riesgo. Por eso, está en implementación un sistema en línea para que se revelen las pruebas cuando el estudiante ingrese a la plataforma.

Esta no es la primera vez que hay denuncias de este tipo. Entre 2013 y 2020 se han registrado 17 acciones legales.

Ante la irregularidad del último proceso, los legisladores señalaron que se deberá garantizar que los estudiantes rindan nuevamente un examen. Además, se dispuso convocar a la Fiscalía, en 30 días, para que informe sobre las investigaciones. Igual el Ineval y el Ministerio, pero en 15 días.

Scarlett Tamayo, presidenta de la Federación de Estudiantes Secundarios del Ecuador (FESE), sostuvo que no están en contra de una evaluación para ingresar a la universidad, pero que esta debería ser estandarizada, sino por área de conocimiento. Similar criterio tienen los asambleístas.

Según Palma, se están realizando pilotos de pruebas específicas para el bachillerato técnico y para el sistema intercultural bilingüe. De acuerdo con sus estadísticas, el nivel de complejidad del examen es uno y no dos, por las deficiencias en el perfil de salida del bachiller.

Por otro lado, Maldonado expuso que cada semestre la demanda de cupos aumenta, no así la oferta. En 2019, hubo aproximadamente 350 mil aspirantes, pero únicamente 180 mil cupos. (I)

 

Fuente:www.lahora.com.ec

Share.

Comments are closed.