La discordia de los impuestos

0

Subir impuestos o bajar impuestos. Cobrar más impuestos a las empresas. Cobrar menos impuestos a las empresas. En materia tributaria no hay acuerdos.

En las diferentes tendencias políticas y hasta empresarios no hay consensos y eso se ha reflejado en el debate del proyecto de Ley de Crecimiento Económico en la Asamblea Nacional, que busca recaudar $ 731 millones el próximo año.

Hasta ayer no había acuerdos claros, salvo la idea de tratar el extenso proyecto de ley, con más de 400 artículos, de manera segmentada. El objetivo es que el documento propuesto por el Gobierno no pase tal cual llegó por el Ministerio de la Ley ante la falta de consensos mínimos.

Además, la mayoría de asambleístas ven con buenos ojos las propuestas que implican reducir ingresos o sacrificio fiscal, como la remisión de intereses, multas y recargos para ayudar a los becarios que tienen créditos tributarios.

Pero en los temas espinosos, que buscan generar más ingresos para reducir el déficit fiscal, no hay puntos en común. La mayoría de legisladores no quiere subir impuestos para ningún sector.

El segundo vicepresidente de la Asamblea NacionalPatricio Donoso, manifestó ayer que la propuesta del Ejecutivo contiene elementos positivos que ayudarán al Estado a enfrentar la crisis actual, pero hay otras disposiciones que tienen que ser modificadas.

Recordó que por varias ocasiones ha pedido la derogatoria del anticipo al Impuesto a la Renta ya que varias empresas deben pagar aún sin tenerla. Enfatizó en que se debe derogar totalmente el ISD.

A su criterio, la propuesta debe ser analizada por segmentos y revisar el impacto de las medidas con la generación de recursos que se prevé para la proforma 2020.

Igual criterio tuvo la legisladora Ximena Peña quien cree que se debe separar lo económico urgente, de lo económico que debe tener mayor debate, por ejemplo, el Código Monetario y Financiero que contiene 196 propuestas que inciden en 277 reformas del cuerpo legal. El proyecto no debe entrar por el Ministerio de Ley, ni tampoco ser archivado, añadió.

Mientras transcurre el trabado debate, 2020 se muestra complicado y eso dicen los números de la proforma que llegó al Legislativo el pasado 31 de octubre, con un déficit fiscal de $ 3.384 millones, es decir, el hueco de recursos existente debido a que los ingresos del Gobierno no alcanzan a cubrir todos sus gastos. La cifra, incluso, podría ser más grande, según analistas económicos.

Uno de los indicadores del complejo 2020 es la recaudación de impuestos. El régimen prevé una reducción cercana al 6 % en los ingresos tributarios para el próximo año.(I)

 

Fuente:www.expreso.ec

Share.

Comments are closed.