Hay una corriente desestabilizadora en la región, coinciden autoridades

0

El presidente Lenín Moreno, la ministra de Gobierno, María Paula Romo, y el secretario general de la OEA, Luis Almagro, coincidieron en señalar que la protesta social no puede mezclarse con actos de violencia, caos y vandalismo, generado por grupos de infiltrados que buscan desestabilización de la democracia.

Durante la apertura de la VII Reunión de Ministros en Materia de Seguridad Pública de las Américas (Mispa), que se desarrolla hasta hoy en Quito, Moreno aseguró que varios de los países de la región han enfrentado intentos de desestabilización.

Recordó que nuestro país acaba de pasar días de conflicto: “Estaban reclamando por una decisión de Gobierno. Nuestra Constitución reza que todos tenemos derecho a la protesta, pero, lastimosamente, se infiltraron grupos armados desestabilizadores, que cometieron actos criminales”.

Por su parte, Almagro agregó que Ecuador logró reafirmar el compromiso con la democracia, con los Derechos Humanos y con el orden público. “Lo aceptable es reafirmar el derecho a la protesta social, reafirmar la necesidad de reestructura social que nuestros países tienen, eso sí es clave. Pero eso debe ser aislado de los otros procesos que definitivamente desencadenan variables de violencia que son inaceptables”, manifestó el titular de la OEA.

Según las autoridades nacionales, los 11 días de protestas provocaron al país pérdidas que superan los 2.500 millones de dólares, equivalente al 3% del PIB.

Romo aseguró que sin desconocer las protestas y demandas por la situación política y social de los países, hay una realidad de violencia organizada en el continente que no debe volver  a repetirse. Añadió que las principales amenazas regionales son la delincuencia organizada transnacional, las economías criminales, el tráfico de drogas, la minería ilegal, la trata y tráfico de migrantes, la vulneración de la información, entre otros.

Construir esa comprensión común es la base para dar respuestas más efectivas, mejor coordinadas y articuladas ya que las amenazas parecen estar coordinadas, articuladas y comunicadas entre sí”, añadió Romo.

Por su parte, el presidente Moreno agregó que las políticas de seguridad son las bases para proteger la vida y el Estado de derecho, ya que la delincuencia organizada transnacional materializa los negocios ilícitos atentando contra la economía de los países y afectando la gobernanza de los pueblos (I)

 

Fuente:www.lahora.com.ec

Share.

Comments are closed.