Respeto y recelo al censo migrante

0

Sorpresa, temor y predisposición. El Gobierno de Ecuador empezó ayer a registrar a los ciudadanos venezolanos que están radicados en el país, como paso previo para otorgarles una amnistía e iniciar el proceso para que obtengan la residencia temporal.

La noticia se regó a través de las redes sociales de los extranjeros y, hasta el mediodía de ayer, la mayoría ya estaban enterados de la disposición. Sin embargo, les tomó por sorpresa porque esperaban que el censo inicie recién en octubre.

El Ministerio de Gobierno informó que el registro tendrá dos fases: la primera virtual, a través de la página electrónica de la entidad. Y a partir del 15 de octubre los venezolanos acudirán a entrevistas personales para corroborar los datos que proporcionen en línea.

Daniel Delgado llegó a Ecuador hace cinco meses y vende zapatos en las calles de Quito, de donde ha sido desalojado en varias ocasiones. Él espera que la entrega de datos le abra una puerta a la regularización y le permita conseguir permisos para trabajar.

“Sabía que iba a haber un censo, pero no sabía que ya había empezado primero por Internet. Tengo mis documentos en regla y si es por tener un futuro mejor, puedo dejar el trabajo por unas horas para registrarme”, le dijo a EXPRESO.

El Ministerio de Gobierno aclaró ayer que la participación en el registro no otorga ningún tipo de estatus migratorio ni constituye una autorización de permanencia o regularización. Tampoco reemplaza los documentos de viaje vigentes.

Entre quienes no tienen sus documentos de identidad hay más inquietudes sobre el registro impuesto por las autoridades ecuatorianas. “Por ahí, en la calle, se habla de deportaciones, pero lo mejor creo que es hacer el registro”, declaró a este medio John Uribe, un peluquero ambulante, que aseguró que fue atracado a los pocos días de llegar al país y perdió todos sus documentos.

María Paula Romo, ministra de Gobierno, dijo el miércoles en la Asamblea que en la medida no se contempla la expulsión de ciudadanos venezolanos, aunque el Ejecutivo sí trabaja en una normativa que haga más expedito el proceso de deportación de los extranjeros que hayan violado las leyes ecuatorianas, sin importar su nacionalidad.

Aunque llegó hace ya dos años desde Barinas a Quito, a Yajaira Ortega le ha costado regularizarse. Ayer en el parque de El Ejido, ubicado en el centro-norte de Quito, buscaba junto a otras venezolanas en un teléfono móvil el enlace de la página electrónica para empezar el registro de los datos.

“No voy a negar que hay temor por lo que pueda pasar una vez que entreguemos la información, pero para mí es el único camino para obtener la visa humanitaria”, señaló a EXPRESO.

Desde mediados de octubre se instalarán 15 Unidades de Servicio de Apoyo Migratorio en el país, para verificar la información ingresada y empezar el registro de datos biométricos (fotografía y huellas digitales). Esta segunda fase se extenderá hasta el 31 de marzo de 2020, fecha en la que concluirá todo el proceso de registro. (I)

 

Fuente:www.expreso.ec

Share.

Comments are closed.