El pago de la deuda en bonos se complicará a partir de 2025

0

Sorpresa. Actores del mercado internacional no esperaban que Ecuador emita nuevamente bonos soberanos el pasado martes 24 de septiembre de 2019, para conseguir $ 2.000 millones. Al menos no en esta semana.

“La mayoría pensaba que estaban negociando con los chinos, pero con Ecuador una nueva emisión siempre es una posibilidad”, aseguró Edwin Gutiérrez, director de deuda soberana de mercados emergentes de Aberdeen.

Cuando el Gobierno anunció el acuerdo con el Fondo, en febrero, el director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), Alejandro Werner, dijo que con el dinero obtenido ($ 10.200 millones), Ecuador no tendrá la necesidad de endeudarse a través de la emisión de bonos en los tres próximos años.

Según analistas de entidades financieras consultados por EXPRESO, también consideran que fue una “jugada” razonable para aprovechar las tasas de interés más cómodas que, por ahora, ofrecen los mercados internacionales.

En cerca de dos años y medio de mandato, el gobierno de Lenín Moreno ha recurrido a dos vías, principalmente, para financiarse: bancos multilaterales y emisiones de bonos.

Desde el regreso al mercado, en 2014, Ecuador se ha endeudado a través de bonos en $ 17.750 millones y de esa cantidad 10.800 millones corresponden al Gobierno de Moreno.

En los próximos años, entre 2021 y 2024, Ecuador deberá pagar $ 5.000 millones para saldar parte de esos compromisos. Pero entre 2025 y 2030 deberá cancelar un total de $ 12.375 millones. En años venideros, los gobiernos deberán buscar mecanismos para reperfilar esos pagos.

Y al Gobierno aún le queda conseguir $ 1.500 millones para lo que queda del año, aseguró el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) a EXPRESO. Actualmente, las necesidades de financiamiento están cubiertas en 84,2 %.

“Yo sí veo este tipo de financiamiento mejor que ir a fin de año a China a tratar de cerrar el financiamiento y comprometer exportaciones petroleras”, aseguró Fernando Posadas, analista para América Latina de Medley Global Advirsors, firma de investigación económica.

Posadas señaló que el acuerdo de Ecuador con el FMI tiene ciertas metas complicadas de alcanzar, como la concesión de los activos públicos, y eso reflejó en la última colocación de bonos, pero cree que el respaldo del Fondo se mantiene.

Ahora, el programa con el FMI entró en un momento más difícil, según Miguel Ricaurte, economista para la región Andina para el banco Itaú. “De aquí en adelante (…) las reformas ya empiezan a pegarle al desempeño de la economía”, dijo Ricaurte. (I)

 

Fuente:www.expreso.ec

Share.

Comments are closed.