Terán desnuda las campañas electorales de Alianza PAIS

0

Con un “no voy a contestar más preguntas”, Laura Terán, exasistente de Pamela Martínez, exasesora de Rafael Correa, puso fin a su testimonio anticipado en el caso ‘Sobornos 2012-2016’.

Eran cerca de las 14:00 en la Corte Nacional de Justicia. Carlos Alvear, abogado de Alexis Mera, el exsecretario de la Presidencia, del régimen de Rafael Correa, quería saber si le constó que su cliente se reunió con Martínez.

Y la decisión alcanzó a todos los defensores. A pesar de que la jueza Daniella Camacho le explicó que los abogados tenían derecho de preguntar, Terán ya había decidido no hablar más. Previamente contestó 35 preguntas de la fiscal Diana Salazar y antes habló por dos horas. Sus respuestas reforzaron la hipótesis de la Fiscalía: en el correísmo se formó una estructura delincuencial para recibir aportes.

Terán llegó bajo estrictas medidas de seguridad, con un chaleco antibalas, una peluca, maquillaje acentuado, guías penitenciarios y comandos del Grupo de Operaciones Especiales (GOE).

De estatura mediana, contextura delgada, de 42 años y 25 años de carrera en el sector público y privado, Terán alegó que su eficiencia en el trabajo la llevó a manejar los archivos de las campañas electorales de la consulta de 2011, las elecciones presidenciales de 2012, las elecciones seccionales de 2013.

Se identificaban como Victoria Andrade listado, Victoria Andrade 2, Victoria 2, Victoria 3 LT que luego pasó a Verde y Verde Final. “Eran los nombres que me dispuso la doctora Pamela Martínez. Victoria era alusión a triunfo y Verde al partido político gobernante Alianza PAIS”, señaló.

¿Qué información manejó? En cada uno registró códigos que identificaran nombres de autoridades y empresas que realizarían aportaciones a las campañas.

La información debía manejarse bajo reserva y siempre ser registrada en ‘flash memory’ que estaba a disposición de Martínez.

Es así como su jefa, por orden del expresidente Correa, dispone una sistematización y un reporte tanto para él como para el exvicepresidente Glas, afirmó.

En un pizarrón localizado en la parte derecha de la sala se tomó media hora para elaborar un esquema sobre un papelógrafo. A Correa le asignó los códigos: A1, SP, RC, RCD. A Glas: L1, A2, SVP y JG. Distinguió autoridades gestoras y beneficiarias. A estas últimas puso beneficiarias electorales y otros beneficiarios.

Como gestoras citó a Glas, María Duarte y Wálter Solís. Bajo cada nombre y código estaban las empresas. Gestores eran los que “tenían contacto directo con las empresas que efectuaban las aportaciones a través de cruce de cuentas o en efectivo”.

Citó como beneficiarios a Galo Mora, María Duarte, Viviana Bonilla y Vinicio Alvarado. En otros beneficiarios, a Alexis MeraDoriz Solís y al exsecretario de la SenainRommy Vallejo.

¿Cómo fue el mecanismo? Tanto para el cruce de facturas como en efectivo, por disposición de Martínez se recibía en sobres cerrados. Los beneficiarios a través de emisarios o mensajeros enviaban a dejar o a recibir los sobres. Por nueve colaboradores de Correa iba una treintena de mensajeros y emisarios.

La única que receptaba en efectivo era Martínez por “disposición del ingenieroJorge Glas y del economista Rafael Correa”, destacó. A Terán le constó en cuatro ocasiones que los sobres contenían dinero. Mencionó que hizo la entrega a Christian Viteri, Gustavo Bucaram, Paulina Proaño y Rolando Carrera.

Enfatizó que las funciones que cumplió eran en torno “a disposiciones expresas del entonces presidente Rafael Correa a Pamela Martínez”. Se hacían por memos del despacho, correos, llamadas y por notas escritas a mano por Correa y enviadas como ‘privado, personal y confidencial’. Concluyó su testimonio entre sollozos y declarando su inocencia.(I)

 

Fuente:www.expreso.ec

Share.

Comments are closed.