Los maestros no tienen clara la evaluación, pero se alistan

0

Lo único que saben es que la evaluación será entre los últimos días de octubre y primeros de noviembre; que deberán sacar mínimo 600 puntos y que tendrán una segunda oportunidad para lograrlo, para no ser destituidos. Desde hace dos meses, los maestros se preparan para este proceso que les permitirá mejorar su desempeño y gestión, así como acceder al proceso de recategorización y ascenso.

nivel nacional se evaluarán a 6.914 maestros con nombramientos, los mismos que no han sido evaluados desde el año 2016. En la Zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón) hay 755 que deberán participar en este proceso, según información proporcionada por voceros del Ministerio de Educación.

La evaluación está dirigida al componente de saberes disciplinarios, que medirán los conocimientos de cada uno de los docentes en la especialidad que están dictando sus clases.

Las valoraciones se ejecutarán en todos los nivelesinicialbásica elementalbásica mediabásica superior y bachillerato, en todas las especialidades.

Grupos de maestros, que se niegan a dar nombres por temor a represalias, se quejan porque el Ministerio de Educación todavía no les proporciona las herramientas necesarias para su capacitación, como cursos, talleres, seminarios, temarios generales, etc. ofrecidos por la institución.

En su reemplazo lo hacen los representantes de los gremios, quienes aseguran que han tenido que recurrir, por su cuenta y costo, a capacitaciones continuas que ofrecen algunas universidades bajo convenio de pago. También han aplicado otros mecanismos que no están muy actualizados, pero que han servido en evaluaciones anteriores, como: los simuladores en Internet, que les facilita el proceso de repaso y estudio; a través de temarios en PDF (banco de preguntas), subdivididos en diferentes áreas y disponibles para descargar; o mediante grupos de trabajo con compañeros o a través de talleres impartidos por colegas con experiencia.

Carmen Terán, quien trabaja en un colegio del cantón Durán, dice que durante su ejercicio como docente ha sido evaluada cuatro veces. “A pesar de que todavía no conozco más detalles sobre la evaluación de octubre, me estoy preparando a través de las pruebas simuladas que el Ineval subió a Internet, hace cuatro años; pero también con la práctica diaria que desarrollo en el aula de clases”, manifiesta la profesora que tiene 10 años en el magisterio.

Lo mismo hace Miguel Palacio, quien desde el 2016 no ha sido evaluado.

El puntaje mínimo para aprobar la evaluación es de 600 sobre 1.000; pero hay una segunda oportunidad para lograrlo.

El Art. 133, literal F, de la Ley Orgánica de Educación Intercultural, señala: “Quienes hubieren reprobado la evaluación de desempeño obligatorio por dos veces consecutivas, serán destituidos inmediatamente del cargo, con la opción de reingresar al magisterio a través de los concursos de méritos y oposición; o con opción de jubilarse en el caso de cumplir los requisitos necesarios, o de recibir una liquidación de conformidad con la normativa vigente”, recuerdan voceros del Ministerio.(I)

Fuente:www.expreso.ec

Share.

Comments are closed.