Los chats secretos de Pamela M. se revelan

0

Un equipo de Criminalística de la Policía recuperó la información que almacenaba uno de los celulares de la exasesora presidencial y jueza constitucional, Pamela M. El análisis fue hecho a un modelo de la marca Blackberry, que fue uno de los equipos incautados por la Fiscalía, en la investigación llamada Sobornos 2012-2016. Los expertos lograron recuperar los mensajes de un corto periodo de tiempo, del 3 septiembre al 30 de octubre del 2014. En esa fecha, Pamela M. trabajaba como asesora 1 de la Presidencia de la República. Las conversaciones de esos 27 días revelan su influencia en el sistema judicial, desde el Consejo de la Judicatura hasta la Corte Nacional de Justicia y la Corte Constitucional. Una de esas conversaciones recuperadas de la exasesora es con “NES último”. Según la sospecha de la Fiscalía se trataba de Néstor Arbito, vocal del Consejo de la Judicatura entre 2013 y 2018. En el chat se registra que el 10 de octubre de ese año, Pamela M. le pidió a NES observar el juicio impulsado por el padre de la entonces Ministra de Transporte.    Pamela M: “Hoy se dio la audiencia en el tema del papá de la ministra Paola Carvajal. Pide que se le conceda recursos de revisión”. Su contacto le responde: “Tú dime y nos reunimos”. Y la exasesora le escribe: “Pégales un refuerzo”. Néstor Arbito aseguró a este diario que sí conoce a Pamela M. Ambos son juristas en Guayaquil y participaron en el comité de selección de la Corte Constitucional en el 2012.  No eran personas extrañas, pero niega que haya llamado a presionar a cualquier juez para favorecer un caso. “Usted puede confirmar con cualquiera si en alguna ocasión recibió una llamada mía”, sostuvo el exvocal. Diez días después, el 20 de octubre, Pamela M. envió otro mensaje a NES para recordarle del caso.  Él responde que habló con una jueza, que ella supuestamente se comprometió a conversar con sus compañeros de la Corte Nacional. “Porque comprendes que con la evaluación en marcha yo no puedo hablar con los que no tengo confianza”, contestó NES. Las conversaciones no terminaron con ese juicio. Pamela M. le informó a NES que por orden de su “jefe” debían intervenir en el concurso de selección de 700 jueces que se desarrollaba a finales del 2014.      La respuesta fue que está en desarrollo y era complicado. Entonces, Pamela M. cambió de estrategia y le pidió la lista de los candidatos que seguirían y los que saldrían de la “fiesta”.  Al día siguiente recibió esa lista.   Desde su celular también monitoreaba las denuncias contra jueces impulsadas por los abogados que trabajaban con el expresidente Correa: Gutemberg y Alembert Vera. También hubo otros casos entre privados, donde no tenía participación el Estado, pero Pamela M. pedía información sobre su tratamiento.   Para el colectivo que investigó las denuncias de presunta injerencia del correísmo en la Corte, estas denuncias deben ser investigadas por la Fiscalía del Estado.   Paúl Jácome, vocero de este movimiento, sostuvo que hay la sospecha de que los fallos judiciales se ordenaban en Carondelet y se hacían en la oficina paralela de Pamela M. Él puso como ejemplo los casos del 30-S, donde hay correos que revelan la influencia que mantuvo Pamela M. sobre ellos. (I)

Fuente:www.eltelegrafo.com.ec

Share.

Comments are closed.