Más de 122.000 ecuatorianos cayeron en el subempleo en el último año

0

El mercado laboral ecuatoriano sigue mostrando signos de precarización. Según el último boletín de Empleo, Subempleo y Desempleo, elaborado por Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC),122.905 ecuatorianos más se convirtieron en subempleados durante el periodo comprendido entre junio 2018 y junio 2019.

Es decir, el número de ciudadanos sin un empleo adecuado, con al menos de sueldo básico y todos los beneficios de ley, pasó de 1’544.373 a 1.667.278. Pero si se toman en cuenta todas las otras clasificaciones como empleo no remunerado, otro empleo no pleno, y otros, la informalidad y la precarización laboral afecta a 4’742.042 personas.

El 62,1% de los 7’865.786 de ecuatorianos con algún tipo de empleo en el país están en la informalidad; solo el 37,9%, es decir, 3’123.743 ciudadanos tienen un trabajo adecuado o formal.

En 4 ciudades se verificaron importantes modificaciones en el empleo adecuado. En Ambato y Quito, este indicador cayó 4,2%; y 3,9%, respectivamente. Mientras en Machala y Guayaquil, subió 8,5% y 5,1%, respectivamente.

En el caso del subempleo, la capital es la ciudad más afectada con un aumento del 4,4%, pasando del 9,9% al 14,3%. Por el contrario, en Guayaquil este indicador se redujo un 4,8%; y en Machala disminuyó un 4%.

En el caso de Quito, que es la ciudad con más subempleo del país, según la Corporación de Estudios para el Desarrollo (Cordes), “el deterioro parecería estar relacionado con el ajuste fiscal que, a un ritmo aún insuficiente, está llevando adelante el Gobierno”. Según las últimas estadísticas de ejecución del Presupuesto General del Estado compiladas por el Observatorio de la Política Fiscal, en el primer semestre de 2019 el gasto en sueldos y salarios sumó $4.363 millones, es decir, 1,5% menos que en igual periodo de 2018.

Este ajuste que implica una reducción efectiva en la nómina (cabe recordar que, incluso si no se contrata a nuevos funcionarios, el gasto en sueldos del sector público tiene un crecimiento inercial en torno al 3% anual por aumentos en el escalafón), se habría sentido especialmente en Quito, ciudad que concentra la mayor parte del aparato estatal.

Al respecto también conviene mencionar que, dentro del total del empleo asalariado (categoría que no incluye a: patronos, trabajadores por cuenta propia, trabajadores no remunerados y empleados domésticos), la participación del sector público se redujo de 17,4% a 16,7% en el último año.(I)

Fuente:www.lahora.com.ec

Share.

Comments are closed.