$7 millones en sobornos de Odebrecht privan de obras a Quito

0

El Metro de Quito y la Ruta Viva se suman a las obras que forman parte de la mayor trama de corrupción ejecutada en varios países por la constructora brasileña Odebrecht, que ha vinculado a individuos y entidades del sector público y privado. Ahora resulta que $ 7 millones han sido pagados como sobornos para la adjudicación de estos dos importantes proyectos en Quito. Así lo revelan unos 13 mil archivos a los que tuvo acceso el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICJI, por sus siglas en inglés), entre ellos, dos medios del país. Los documentos revelan que la adjudicación y ejecución de esas obras emblemáticas recibieron millonarios sobornos. Pero no señala qué personas o funcionarios corruptos se beneficiaron con ese dinero que, al final, se pagará con fondos del erario público local, o sea, con recursos que se recaban de los contribuyentes capitalinos. Esa interrogante (beneficiarios de coimas) le corresponderá investigar y determinar a la Fiscalía General. Si se suman estos últimos $ 7 millones a los otros casos de coimas en Ecuador, significa que la cifra que se movió de esa forma para la adjudicación de obras a Odebrecht en el territorio, alcanza los $ 51 millones. Ese monto de los sobornos, sin embargo, difiere de la citada por Odebrecht ante la justicia ecuatoriana dentro de la cooperación eficaz, lo que implicaría que el acuerdo para conseguir una pena menor estaría en riesgo porque alguien mintió u ocultó información, según dijeron concejales de Quito consultados. Los archivos filtrados identifican un pago de coimas de $ 5 millones por el Metro de Quito y más de $ 2 millones por la Ruta Viva, dinero que bien pudo servir para realizar importantes obras o adquisiciones que requería la ciudad en la época contratada y su ejecución (analogía). Con esos $ 7 millones, por ejemplo, se pudo fortalecer la flota de recolectores de basura de la Empresa Pública de Aseo (EMASEO). En 2015, Quito adquirió 14 recolectores de carga lateral a la empresa AUTEC, a $ 380 mil cada uno, lo que significaría haber comprado 18 camiones más para solventar el gran problema de la recolección de basura en la urbe. En el tema del transporte público, si se toma en cuenta que la adquisición de 40 articulados a la empresa Autolider costó $ 323 mil cada unidad en 2014, con el valor del soborno pagado por el Metro y la Ruta Viva se pudieron comprar 21 buses adicionales y solventar en algo el problema de saturación de pasajeros y la falta de unidades por daños.

El mismo monto de la coima comparando, en cambio, con el valor pagado por los 80 biarticulados adquiridos en 2017 a la empresa Volvo-Super Polo, en $ 414 mil cada unidad, significaría haber podido comprar 16 carros más. Vale destacar que los dos últimos procesos los impulsó la Secretaría de Movilidad. En materia de mantenimiento vial, en 2016 la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (EPMMOP), bajo la administración de Mauricio Rodas, invirtió $ 4,3 millones para atender 6.798 vías de las más de 11 mil que tiene Quito. Aquello significaría que con el monto de las coimas pagadas por Odebrecht a funcionarios capitalinos aún por determinar, las calles habrían estado en mejores condiciones y no como ahora, llenas de baches y pavimento obsoleto.(I)

Fuente:www.eltelegrafo.com.ec

Share.

Comments are closed.