Un nuevo impulso a los vehículos eléctricos

0

El precio de un carro eléctrico ya no será un limitante para que este ingrese al país con 0 % de arancel. El Comité de Comercio Exterior (Comex) decidió ampliar la base de exoneración , en un nuevo intento por impulsar la venta de este tipo de vehículo dentro del mercado.

El primer paso se dio en el 2017 con la exención de arancel para carros de hasta $ 40.000 y con la eliminación, desde el 2018, del Impuesto al Valor Agregado (IVA). Genaro Baldeón, presidente de la Asociación de Empresas Automotrices del Ecuador (Aeade), explica que la ampliación de este beneficio es positiva porque facilita la compra de este tipo de vehículo que cuenta con nuevas tecnologías que se vienen desarrollando en el mundo, pero aún a costos elevados. “La única forma de permitir que se introduzca este tipo de tecnología es con incentivos fiscales. Hay que tener en cuenta que los aranceles a la importación llegan a niveles del 40 % en el caso de vehículos livianos, de tal forma, que una exoneración como esta es importante”.

No obstante, Baldeón cree que si realmente se quiere promover el acceso a modernos medios de transporte, esta medida es insuficiente. El encarecimiento de este tipo de carros, añade, también se da por otro tipo de tributos como el ICE(Impuesto a Consumos Especiales), que él sugiere bajar. “El ICE llega a ser incluso más fuerte que el propio arancel. En el caso de los vehículos eléctricos que superan los 35.000 dólares, este impuesto puede llegar a ser un 32 % del precio final de venta al público. En la última Ley de Fomento Productivo ya se dio una reducción del 10 %, pero eso sigue siendo insuficiente para estimular una real demanda”.

El mercado de vehículos eléctricos, dice Manuel Murtinho, director de la Asociación Ecuatoriana Automotriz (AEA) aún es pequeño si se lo compara con la venta de vehículos híbridos y convencionales que se registran año a año. En el 2018, en el mercado ecuatoriano apenas lograron venderse 130 carros eléctricosentre automóvilSUV y camionetas (no incluye buses), frente a los 2.813 vehículos híbridos y las 134.672 unidades convencionales.

Motivar su venta, recuerda Murtinho, debería de ser una política de Estado, dentro del marco de los acuerdos sobre el cambio climático, a los cuales Ecuadorse ha comprometido, y cuya orientación es ir reduciendo las emisiones a raíz de un menor consumo de combustibles fósiles, insumo que en el país es subsidiado y que como tal genera un mayor gasto para el Estado.

Según un reporte de la Aeade, en el país, tres marcas internacionales se reparten este mercado. Más del 50 % lo tiene la firma china Dayang, seguido por KiaMotors y Hanteng, que ya en las concesionarias, este año, han logrado introducir vehículos a costos que van desde los $ 11.000 hasta los $ 35.000.

La resolución 016 del Comex, en vigencia desde el pasado lunes, grava este beneficio a vehículos para uso particular, transporte público y de carga, pero también a ciertas partes y piezas como los cargadores de electrolinerasbateríascargadores para vehículos eléctricos que se utilizan para su funcionamiento.

Desde la industria de ensamblaje se observa a esta medida también con expectativa, pero David Molina, presidente de la Cámara de la Industria Automotriz del Ecuador (Cinae) cree que para fomentar una movilidad eléctrica es necesario implementar una política integral, relacionada al desarrollo de una mayor infraestructura energética, con estaciones que permitan cargar con facilidad este tipo de vehículos. Así también coincide Patricio Alarcón, presidente del Comité Empresarial Ecuatoriano (CEE). En eso, dice, la empresa privada podría trabajar, siempre y cuando se elimine un impedimento legal que le prohibe invertir en sectores estratégicos, como el de transmisión eléctrica.(I)

Fuente:www.expreso.com

Share.

Comments are closed.