Contratos con empresas chinas blindados por la Ley de su país

0

Entre 2008 y 2018, Ecuador firmó 74 contratos con empresas chinas, por un total de casi 8.000 millones de dólares. Ese valor aumentaría, incluso más de un 30%, si se tomaran en cuenta pagos extras por obras complementarias.

Sin embargo, lo inquietante de la proliferación de las inversiones del país asiático, que en 2007 eran apenas de 7 millones de dólares, es la opacidad de las contrataciones, los términos de financiamiento, los plazos e incluso la calidad y la especificación de los materiales.

Esto no pasó solo con las grandes obras de infraestructura, sino también en los créditos, con cláusulas restrictivas al acceso a la información, tanto por el Gobierno chino como el de Rafael Correa.

La Hora tuvo acceso a un documento con el cual Sinohydro declaró oficialmente que revelar ese tipo de información, según sus abogados, constituiría una violación de las leyes y los reglamentos de China relacionados con los secretos de Estado, secretos comerciales y secretos de empresas estatales del Gobierno central de ese país.

El riesgo para Ecuador, queda claro, está en que esta declaración puede sentar un precedente y cualquier otra empresa china pudiera responder lo mismo y para  el Estado y sus autoridades de control las condiciones, las negociaciones y los contratos seguirían siendo un misterio.

Una vez consultada la Fiscalía sobre el tema, la entidad confirmó que existe una investigación sobre Sinohydro y se receptó dicha respuesta, pero aseguran que trabajarán conforme a todos los alcances de la Ley para continuar con la investigación.

Sobre este blindaje, hay antecedentes en otros países, especialmente del eje bolivariano: Bolivia, Venezuela, Nicaragua y Cuba. La China Camc Engineering, que según su web  realiza tareas en “las areas de la ingeniería industrial, agrícola, hidráulica, eléctrica y de transporte”, es investigada desde hace más de dos años por la Asamblea, la Contraloría y el Ministerio Público de Bolivia, con varias restricciones de acceso a la información.

En 2013, el Ministerio del Poder Popular para la Agricultura de Venezuela suscribió cartas de intención y acuerdos con esta empresa para proyectos relacionados al desarrollo agropecuario. Todos los contratos se han firmado con cláusulas que no permiten esclarecer términos y condiciones de las inversiones.

De acuerdo con el sitio web, la compañía también ha participado en Nicaragua en la construcción de varias refinerías; mientras en Cuba tiene experiencia en proyectos del sector energético. Todo en sigilio y con las mismas claúsulas de confidencialidad.(I)

Fuente:www.lahora.com.ec

 

Share.

Comments are closed.