La Policía reorganizó el control en cárceles del Ecuador

0

Tras los 15 crímenes que de enero a mayo de este 2019 se perpetraron en los centros penitenciarios, la Policía reestructuró el control en cuatro cárceles. A partir del 27 de mayo, cuando se emitió el Decreto Ejecutivo 754 y se fijaron los parámetros del estado de excepción en el sistema, la Policía designó a ocho coroneles en los centros de rehabilitación de Cotopaxi, Turi, El Rodeo y la Penitenciaría.

De ese grupo de coroneles, cuatro tienen la orden de coordinar con los directores de las cárceles el traslado de los cabecillas de las bandas hacia pabellones especiales. Además, recibieron la disposición de separar a los detenidos en diferentes sitios, de acuerdo con su nivel de peligrosidad, y vigilar para que los policías de menor rango y celadores no cometan ilegalidades. La idea es que no se repitan hechos como el ocurrido en enero, cuando 11 policías que operaban en la cárcel de Guayaquil fueron señalados por permitir el ingreso de una “ambulancia fantasma” con armas, drogas, licores, celulares y electrodomésticos. El caso todavía está en investigación. Otros cuatro oficiales son jefes operativos y, como tal, organizan y dirigen requisas.

Según el primer Decreto, que sobre este tema se emitió el 16 de mayo, estas actividades se realizarán únicamente “en casos de extrema necesidad”. En una primera intervención en la cárcel del Puerto Principal, se hallaron armas ocultas en las paredes de las celdas. En los pisos, en cambio, se encontraron pipas para fumar, navajas, encendedores, dosis de cocaína, heroína y marihuana. Además, aparecieron tarjetas SIM para celulares. Ahora, la Policía tiene desplegados a 2 600 agentes en los cuatro reclusorios y apoyan el trabajo de los guías. (I)

Fuente:www.elcomercio.com

 

Share.

Comments are closed.