“John Wick 3: Parabellum”: nuestra crítica a la nueva cinta de Keanu Reeves

0

Si usted creía que el cine de acción nunca fue una forma de arte, o que ya había pasado de moda, es hora de que reciba malas noticias. Estas las traen Chad Stahelski y Keanu Reeves, director y actor que, como hacía el viejo tándem de Don Siegel y Clint Eastwood, vuelven con esta nueva entrega de un hombre-enigma: asesino a sueldo retirado, amante en duelo por una novia fallecida y lacónico muerto en vida que lucha por dejar su antiguo oficio.

Sin embargo, lo que devuelve al crimen a John Wick se ve en la primera entrega –John Wick: sin control (2014)–: la muerte de su perro, decidida por el hijo de un capo de la mafia rusa neoyorquina. Parece irrisorio, pero lo interesante es el peso simbólico del acto –la mascota era el regalo que su novia le deja antes de morir– y también la fascinación que produce el descubrimiento del verdadero “ser” de ese personaje misterioso: su venganza.

A primera vista, Wick parecería ser un personaje simplón. El problema es que no lo es. Si es verdad que estas películas se articulan en función a coreografías de combates cuerpo a cuerpo muy sofisticadas, también es cierto que la acción es más interesante cuando el antihéroe atraviesa una especie de cruzada de defensa del honor o de la sobrevivencia, que parece no tener cuándo acabar.(E)

Fuente:www.elcomercio.pe

Share.

Comments are closed.